El ejercicio de Las Tres Cosas Buenas

Existe un ejercicio muy sencillo que puede ayudarte a incrementar las emociones positivas de tu día a día. Está diseñado específicamente para mejorar tu bienestar y felicidad. La utilidad de ello es que la cantidad de emociones negativas puede ser neutralizada, o se adquiere un equilibrio, especialmente si eres una persona con tendencia a las emociones negativas. Es también conocido como El Ejercicio de las Tres Bendiciones.


Es científico

El ejercicio fue desarrollado y comprobado científicamente por el Doctor Martin Seligman, quien es el padre de la Psicología Positiva y director del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania. Se estudió el bienestar y la felicidad de las personas a través de encuestas, antes y después de realizar el ejercicio durante un par de semanas con un contundente éxito. Pero además se descubrió que gran parte de las personas decidieron seguir realizando el proyecto aún cuando el experimento había terminado. ¿Por qué? Porque funciona. Así que si decides realizar este ejercicio, las probabilidades de que tu estado emocional mejore a mediano plazo son bastante altas.


Cómo se hace

Deberás realizar lo siguiente. Para ello necesitas un cuaderno de notas que pondrás junto a tu cama para no olvidar hacer el trabajo cada noche.


1. Cada noche antes de dormir pensarás tres cosas buenas que hayan pasado en tu día. Ya sea que tú las propiciaras o que simplemente sucedieran. No necesitan ser cosas extraordinarias. De hecho las cosas simples pueden ser útiles y hasta divertidas, por ejemplo, puedes pensar "Hoy no se me quemaron las tortillas". Si siempre se te queman las tortillas y hoy no sucedió entonces ya es algo bueno. Y por supuesto, puedes poner cosas de gran relevancia también: "Logré una venta importantísima en el trabajo".


2. Escribe esas cosas en el cuaderno. Si lo haces con cariño, siempre es mejor. Se vale poner un dibujito.


3. Describe la razón por la que pasaron esas cosas. Por ejemplo "No se me quemaron las tortillas porque ahora sí estuve atento a lo que pasa en mi cocina". "Logré las ventas porque durante dos semanas hice una estrategia que resultó eficiente, tal vez soy mejor vendedor de lo que pensaba".



De dónde nace esta idea

Se cree que algunas de las emociones negativas que existen en el ser humano son producto de una necesidad de supervivencia. Son una respuesta de la mente y el cuerpo para estar atentos a las posibles amenazas o problemas. Así que las emociones negativas no siempre son malas, pero pueden producir un estrés o ansiedad excesivos.


Cómo puedo darle un uso con la Ayahuasca

Hacer un enfoque en las emociones positivas hará que estas sensaciones se relajen y comiences a abrir la visión de lo que pasa en tu vida cotidiana hacia aquellas oportunidades en el camino y las mejoras que has logrado en tu vida. Aliviará muchos síntomas de ansiedad. Si eres una persona que es nerviosa y estás por tener una ceremonia pronto, es un excelente ejercicio para encaminar tu atención hacia sentimientos positivos. La tendencia a las emociones positivas suele propiciar resultados extraordinarios con la medicina, y hace a un lado los miedos o las angustias que puede producir un ejercicio espiritual tan importante que está por venir. O puedes simplemente hacerlo, aunque no pienses tomar la medicina, simplemente porque es bueno y para desarrollar tu vista de águila.




Para Pati, con cariño.