¿Cuánto tiempo debe haber entre ceremonias?


...hazte sabio y cuéntame tú por qué decides tomar Ayahuasca hoy, mañana o nunca.



Varias personas me han preguntado cuál es el tiempo ideal para volver a tomar Ayahuasca. El día de hoy voy a tratar de responder desde dos perspectivas. Uno sería el punto de vista 'chamánico' y que responde a las características de tu vida espiritual. El otro punto de vista es desde la Psicología Positiva, que está fundada en conocimientos científicos y que hablan del bienestar humano y las pequeñas trampas que producen las emociones positivas.


Más allá de las implicaciones fisiológicas (leer hasta abajo) y de los cuidados que hay que tener con el cuerpo, es importante esclarecer un panorama de salud espiritual sobre el que los pacientes tomen su medicina. Este esquema se puede componer a partir de las siguientes recomendaciones. Por supuesto no son las únicas; ofrezco simplemente un par de puntos de vista.



Toma un ritual hasta que hayas integrado la ceremonia previa a tu vida cotidiana

He entrevistado a suficientes personas después de su toma de Ayahuasca como para encontrar algunos patrones en sus respuestas. Algunos de los comentarios más comunes son: 'encontré mucha información (sobre mí o sobre el mundo)', 'tengo muchas cosas que pensar', 'hay mucho trabajo qué hacer'.


Efectivamente, los procesos de reflexión, de psicoanálisis y emociones suelen descubrir consciencias perdidas tan profundamente que, para que la persona pueda proyectar un verdadero cambio en su vida, deberá pasar un tiempo lógico, que es el tiempo que toma traducir en acciones concretas. Esas acciones suelen ser: reparar relaciones del pasado, tomar un tiempo para perdonar, ponerse a trabajar en un negocio abandonado, etcétera. El guía mexicano Marco, alguna vez nos comentó en la noche que "La verdadera ceremonia empieza después de la ceremonia de Ayahuasca, en la vida día a día".


Cuando descubrimos una tarea que es tan relevante como para ponerle toda nuestra energía, lo mejor es hacer una concentración de trabajo hasta concretar el objetivo. Si a medio camino nos distraernos con otras cosas que parecen igual de importantes, podemos terminar haciendo nada. Otra posibilidad es que si se hacen varias tomas de Ayahuasca seguidas, y en cada una se descubre algo muy relevante por trabajar en la persona, podemos generarnos un cuello de botella emocional, intelectual o hasta de agenda, que nos lleve a ser incapaces de mejorar todo al mismo tiempo.

Así que, una clara y contundente opción para regular la distancia entre las ceremonias es la siguiente: primero trabaja lo que has descubierto en una noche con la medicina hasta lograr que haya evidencia de mejoras en tu mundo físico.

Método de Ayahuasca Cocodrilo




La trampa de las Emociones Positivas


El investigador James Pawelski, Director de la Maestría en Psicología Positiva Aplicada, de la Universidad de Pennsylvania, explica que un cultivo sabio de emociones positivas deber procurar no excederse.


Puede sonar extraño pero un exceso de emociones positivas es inútil. Es como si pudieras hacer que un niño todo el tiempo estuviera saltando de alegría. Sería difícil ponerlo a trabajar, a serenarse, o hasta podría estar enfermo y no darnos cuenta. De tal forma que debe haber una mesura para no caer en confusiones.


Por eso es importante, en la ceremonia de Ayahuasca como en la vida, no confundir las emociones positivas con el placer. El placer causa gustos y recompensas inmediatos. Estar en una ceremonia puede causar muchas sensaciones placenteras, como lo son las visiones o algunas sensaciones físicas. Pero la emoción positiva se diferencia porque tiene siempre un alcance a largo plazo; es en ella donde debemos concentrarnos, y dicho sea de paso, sin perder el goce del momento -una ceremonia hay que disfrutarla.


Lauro Hinostroza, gran chamán, doctor en antropología y fundador del IMTAAMPAC, describe claramente en su tesis doctoral, que las medicinas tradicionales y las técnicas chamánicas suelen estar enfocadas al equilibrio y al complemento de opuestos. Trabajando con él, un día me llegó a mencionar que así como un exceso de tristeza es perjudicial para el humano, un exceso de alegría también puede ser una enfermedad. Así que el exceso de emociones positivas puede ser una trampa, una especie de engaño en el que el 'sentirse bien' de momento se confunda con un bienestar real en la vida integral de la persona.


¿A qué conclusión nos puede llevar todo esto?


Muchas personas suelen buscar la ceremonia por el placer inmediato que brinda la medicina, por la paz que se siente, la serenidad o inspiración que trae de momento. Esta puede ser una trampa. Sentir todas estas cosas maravillosas en una noche de ceremonia es bellísimo, pero nunca debemos olvidar que la Ayahuasca además de ser una planta doctora, es planta maestra. La intención de tomar la medicina siempre debe implicar aprender el proceso para llegar a estar bien uno mismo en el mundo físico, cada vez usando menos o nada de medicina.


La segunda recomendación que te dejo el día de hoy es tomar la Ayahuasca cuando estás seguro que buscas un trabajo positivo a largo plazo y no solamente el placer de una noche.


Dicho todo esto, podrás notar que no he mencionado tiempos ni periodos. No los hay. A veces simplemente entrar en consciencia de algo importante ya cambia tu mundo y tu salud, y esto puede pasar en una sola noche y ya no necesitas más.


A veces una ceremonia te encamina a procesos de cambio tan fuertes, que puede convertirse en un trabajo de años. En medio de esos caminos, depende de la madurez y sabiduría de cada quien descifrar cuándo la Ayahuasca le va a ayudar a reforzar un proyecto, encontrar estrategias, aliviar un mal tiempo y demás. Se puede tomar ayahuasca dos, tres, cuatro veces en una semana si se tiene el guía experimentado y si hay una buena razón. Se puede tomar medicina una sola vez en la vida. Siempre depende de las circunstancias, la responsabilidad y el compromiso con la dieta.

¿Cuánto tiempo debe pasar entre ceremonias? Hermano, yo no soy quién para ponerte fechas. Puedo hacerte recomendaciones, pero mejor tú hazte sabio y cuéntame por qué decides tomar Ayahuasca hoy, mañana o nunca.

Si te sientes confundido para tomar las decisiones sobre tu ceremonia, siempre consulta a tu guía o chamán. Podrán indagar juntos la respuesta.




Para finalizar. ¿Qué pasa con el cuerpo?

Hay que saber es que no existe una regla que regule la frecuencia para tomar la medicina. Siguiendo una dieta rigurosa, con un propósito claro, dosis reguladas y bajo lineamientos de trabajo nítidos, una persona puede tomar Ayahuasca durante muchos días seguidos, o estarla tomando con la frecuencia de dos o tres veces por semana (cuando se hacen retiros, dietas o entrenamientos para hacerse médico). Es importante saber que tomar Ayahuasca con demasiada regularidad sin seguir una dieta adecuada puede causar problemas en el hígado o riñones y hasta causar cirrosis. Por supuesto, estamos hablando de un descuido grave que podría suceder a un guía o chamán que toma ayahuasca dos o tres veces por semana durante periodos muy largos.


Cuida tu dieta, tanto para tener excelentes ceremonias, como para cuidar tu sistema físico. Pregunta a tu guía y nunca dejes de investigar. Si consumes Ayahuasca, sé responsable por el bien tuyo y de los demás.



Dedicado a Adri,

que una vez me hizo la pregunta.